Aunque no sea lo más habitual, viajar con niños en autobús también es una opción muy práctica para ahorrar y visitar todo tipo de lugares. Viajar en familia puede convertirse en una experiencia inolvidable, aunque siempre que se viaje con niños en autobús, o en cualquier otro medio de transporte, conviene tener en cuenta algunos consejos. De esta manera, además de ser un gran viaje para nosotros, también lo será para los más pequeños que nos acompañan.

Cómo hacer que los niños se diviertan en un viaje en autobús

Aunque los niños están muy acostumbrados a viajar en coche, viajar en autobús puede ser toda una novedad para ellos. Especialmente cuando se disponen a hacer un trayecto más largo de lo habitual.

Para conseguir que esta aventura sea más emocionante, los mayores pueden animarles a descubrir y admirar las dimensiones de este medio de transporte o motivarles dándoles a elegir con quién deciden sentarse. O si quieren sentarse en el pasillo o en cambio prefieren la ventanilla para disfrutar del paisaje.

No obstante, estos consejos pueden funcionar al principio. Pero en los viajes con niños en autobús lo normal es que pasadas las primeras horas los pequeños se aburran y demanden más actividad o nuevas experiencias que vivir en el bus.

Por tanto, si estás pensando en viajar con niños en autobús en un trayecto largo, lo mejor es que prepares algunos juegos y propuestas divertidas para distraerlos en el camino.

Juegos y otros entretenimientos para viajar con niños en autobús

Además de jugar a algunos juegos como las adivinanzas, las palabras encadenadas o el teléfono escacharrado, también puede ser interesante llevar alguna película, juego o vídeo en el móvil, la tableta o el ordenador. Aunque desde STG Bus recomendamos recurrir a la tecnología como último recurso.

Entre otros motivos, porque sin una superficie de apoyo sólida, el dispositivo no permanecerá estable. Y esto, sumado a que los niños ya son de por sí nerviosos y les cuesta estarse quietos, puede provocar que los pequeños sufran náuseas y mareos.

Por esto, otras opciones para entretener a los niños viajes largos en autobús es llevando algunos libros para pintar o una libreta en la que dibujar. Y como leer tampoco es la actividad más recomendable en un autobús, otra opción es inventarse un cuento entre todos. Para ello, puede empezar uno, y al minuto siguiente otra persona deberá continuar con la historia.

Y si estas opciones fallan, siempre nos quedarán los juegos de cartas.

¿Qué ropa ponerse para viajar con niños en autobús?

En Stg Bus contamos con sistemas de climatización para que los viajes en autobús sean lo más agradables posibles para niños y adultos.

No obstante, no siempre llueve a gusto de todos, por lo que si viaja en verano y se lleva ropa muy ligera, puede darse el caso de que en algún momento se sienta algo de frío. Especialmente si se tiene en cuenta que vamos a estar quietos mucho rato.

En el caso de los niños, al ser más sensibles hay que tener especial atención con estos cambios de temperatura.

Por tanto, lo recomendable al viajar con niños en autobús es llevar la ropa adecuada para el viaje. Por ejemplo, puede optarse por ropa algo más abrigada de lo que sería si estuviésemos fuera del autobús, pero lo más transpirable, cómoda y ligera posible.

Ir demasiado abrigado puede ser tan incómodo como no llevar ropa suficiente. Por lo que llevar alguna sudadera o chaqueta que se pueda quitar fácilmente puede ser la opción más acertada.

Si se trata de un viaje en autobús largo, hay que tener en cuenta que cuando dormimos la temperatura baja. Por esto también puede ser una buena idea llevar una manta ligera y fácil de transportar.

En cuanto al calzado, en verano mejor que lleven sandalias o zapatillas con sujeción en el tobillo, que impidan que los niños puedan tropezarse o perderlas durante el trayecto.